TODAS SOMOS FRIDA

maxresdefault

Ayer fui a la casa de Frida Kahlo en el famoso barrio de Coyoacán, en México DF. Probablemente el lugar que más ganas tenía de visitar en esta ciudad.

Nada más llegar a la Casa Azul me invadió un cosquilleo nervioso, como si estuviera a punto de presenciar algo verdaderamente importante. Una experiencia o una obra de arte. Algo relevante, de peso. Ya lo decía esa pared azul. Ya lo decía ese muro guardián de secretos e historias. Así que me puse a la cola mientras una mujer me intentaba vender peines con decoraciones huicholes. Le dije a la señora que eran muy bonitos pero que entrar a la Casa Azul ya era muy caro y que no podía comprarle nada muy a mi pesar. La mujer se alejó decepcionada y yo traté de imaginar a Frida paseando por esas calles y la vi invitando a esa mujer a la Casa Azul a tomar una chela y comer chilaquiles verdes.

Si algo me falta mientras viajo es tener una casa para pintarla de azul y naranja y decorar la cocina de botecitos de cerámica y llenarlos de especias y colgar los ajos del techo. E invitar a la gente a comer. Por eso siempre me quedo en casas de familias y no en hostales. Porque el dinero no me da para tanto y sinceramente, no hay nada como cenar con una familia. Aunque no sea la tuya.

La casa de Frida es hermosa. Ojalá algún día pueda tener una habitación donde alojar a artistas y políticos revolucionarios. Y cocinarles paellas y tortillas de patata y chilaquiles pues ya he aprendido cómo se hacen. Ojalá pueda hacer el amor con todos ellos de mil formas, y mostrarles mi arte. Mi palabra.

Y es que allí estaba esa cama donde durmió Trotsky. Y yo me los imaginé follando como locos en esa habitación tranquila y sonreí para mis adentros en presencia de esa imagen tan llena de soledad con sentido. Allí estaban ellos dos. Amándose como personas que nunca supieron cómo ser personas.

También vi la cama de Frida. Ese espejo en el techo de madera. Ese vértigo. Allí sufrió esta increíble mujer bigotuda y bella. Esa mujer de cejas fascinantes y colores serranos. Allí ella comenzó a pintar. En esa cama tan pequeña, rodeada de escayolas y dolor. Diseñando sus propios juguetes, cosiendo sus muñecas y amuletos. Creando un mundo en el que poder refugiar su necesidad de vida.

También el estudio donde ella y Diego pintaban. Lleno de pequeños botecitos de vidrio con pigmentos. De pinceles de todos los tamaños, de caballetes pulcros. Todo ordenado y bañado por la luz que entraba limpia y serena por los ventanales. Los libros. El silencio.

El patio era como un sueño donde poder construir mundos maravillosos. Plantas afrodisíacas donde imaginar selvas y colores egipcios olvidados. Un lugar donde yo podría escribir cientos de novelas y ser feliz. Un patio apartado del mundo entero donde imaginar revoluciones y fiestas y delirios.

Y así la imaginaba, en su silla de ruedas maltrecha con su corsé. Callándose el sufrimiento. Sonriendo, dibujando vaginas y sandías donde siempre quedará implícita la alegría de vivir. Como su testamento: ¡Viva la Vida! Rodeada de esculturas en piedra, gatos y plantas. La imaginaba con sus flores y joyas, tan bella en su mestizaje, en su singularidad. Una mujer hombre. Una hermosa mejicana de padre húngaro y madre oaxaqueña, un Frida chiquita con polio, medio coja y torcida. Llena de sexo y mariposas, llena de pintura.

Una mujer que apostó por ser quién era y que supo decir “yo” en un momento en el que únicamente se podía decir “nosotros”.

10295757_10204025596635143_7956026403803918894_n

Frida Kahlo, por mi gran amiga Larisa Bernardo Saavedra. / Técninca mixta:  óleo, acrílico, graffito, gasolina, betún de jude, láminas de cobre y pigmentos.

Esta es la última obra de mi gran amiga Larisa Bernardo Saavedra, la pintora más excepcional que conozco. Otra mujer que también ha sufrido y que no puede evitar expresar su dolor y su felicidad a través del arte y la pintura. A ella y a todas las mujeres, gracias. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: