EL CUERPO MUDO

Hay una muerte que me persigue en cada intento

una pequeña muerte que se pinta la cara de blanco

y se ríe / la luz a veces apesta

y cualquier dirección acaba en un círculo

[esta circunferencia borracha de la que nadie quiere saber nada]

la pequeña muerte se ríe de mí porque

siempre me estampo porque dudar

de mí misma es la orquesta nefasta que me abriga

un coro de voces secas / melodía de cuervos sin césped

una ola de sal sobre el terreno limpio.

el amor es transparente sobre las tumbas

y es por eso que siempre hay flores junto a los cuerpos mudos.

la palabra es tu mano enferma retirando la mía

tiembla mientras sangra el verbo / este impulso sumiso ante la ferocidad callada de tu gesto

y así la pequeña muerte se desvela margarita / estaca en mi vientre moreno

salado todavía de tanto vivir lejos de cualquier hogar

se pinta el rostro de blancoy me grita matando al tigre que habita en mi silencio

porque la montaña se reserva los inviernos

para cuando no haya nadie más

con quien vivirlos

 

recuerda

que todo es rojo en el desierto

y que la sangre es el único lenguaje

del que ha querido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: