SOBREVIVIRME

A Sartre

Inquisitivo el círculo en su vasta naturaleza
hiende el espacio inanimado del dolor.
Ese vacío que siempre ensancha pues vacío es esto:
un punto recto en nuestras vidas contingentes.

Y así el mar es negro las algas
detenidas muecas de aquello que sobrevive.

Mientras nos sobrevivimos cada mañana cada noche rezamos que todo irá mejor.
Que nuestro círculo es un buen círculo
definido el horizonte como un futuro celestial e inamovible.

¿A fuerza de qué razón se revuelve el insecto? -Se sobrevive- en su círculo esmerilado.
Se autodestruye.
Es más elegante que mi punto recto anhelando la forma o la esencia.
¿Acaso duerme el insecto?
¿Hay dolor en su infinito?

Es un acto deleznable esto de ser humana y no insecto.
Creer que conozco el dolor y adorarlo como a un órgano; esfinge entre las sombras.

El dolor es nada
todo* un insecto.

Integrado el absurdo luego duermo sin saber si duermo.
Las montañas lucen sus crestas; milagro el de la nieve entre cotidianas reiteraciones.
Las camas deshechas los fluidos las esperas… Las moscas.
Recula el presente por si acaso
-se enorgullece- tocándome por dentro.
Sus dedos son lo que teme mi (        ) y aquí el círculo se detiene implacable; comprende que no quiere habitar este cuerpo blando
que sobrevivirme es este silencio insoportable, aunque ya se ha desvanecido.

Cada voz es un acto que colecciono entre las tumbas pero cada comienzo,
otro círculo nefasto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: