LA CATARATA DE GOCTA

Este viaje al departamento de Amazonas fue uno de los más trascendentales de mi estancia en el Perú. La catarata de Gocta y las ruinas de Kuelap son reliquias de culturas pasadas y de una potente naturaleza, escondida, lejos de los hombres y su influencia destructora. Esta monumental catarata, que mide 771 metros de altura, es la segunda más alta del mundo y fue “descubierta” en 2006 por unos alemanes. Bueno, esta cascada llevaba aquí desde tiempos inmemoriales, y sus habitantes han podido disfrutar de su magnetismo durante milenios.

Os dejo un poema que escribí a raíz de este encuentro con el pasado y algunas fotografías de mi viaje por estas tierras, también de las ruinas de Kuelap, más antiguas que las de Machu Picchu pero muy poco conocidas.

LA CHOLITA DE LOS ANDES

esta huella,
de pie ancestro y su apóstrofe entre el escaramujo se aleja del poblado corre como Artemisa entre los ciervos y olvida para siempre el surco en el barro mojado que ahora se yergue

ternura de lecho,
protegidos allí descansarán al caer la noche los limacos pero que las sonrisas desdentadas besen el envés de los quehaceres a la hora del café es al contrario Historia fértil

y tres cántigas,
abuelita de las cumbres como a pequeños pasitos camina de la chakra a la casa de la casa a la chakra de la chakra a los muertos ella ríe como céfiro circunnavegando la serranía

cholita Mama Quilla,
para mi asombro desconoce su edad desconoce las ruinas de Kuélap que secretizan no más ahí en la quinta montaña donde la nube con forma de perro la mujer nunca ha salido de Cocachimba

payaxmama Asiriyaku,
no sabe cuántos países hay en el mundo por el diámetro de un silencio vasto y magiquístico ella y yo nos alineamos ella delante ttiri común porque unos setenta años menor yo desconozco

tantas cosas desconozco,
el ritual de las gallinas la tremenda pertenencia la tortuga de su frente oscura desconozco qué vergüenza el quechua siquiera la ablución tras el parto o la pérdida wamanchawa

de un hijo,
sin espejos ha crecido este árbol donde todos los animales descansan me muestra su puchero de metal el que heredará su bisnieta cuando se case cómo explicarle mi maternidad inexistente mi marido inexistente

mi hogar,
inexistente mi absoluta falta de chakra inusitado olor a burra por su keperina traquetean las pezuñas en línea recta lo sorprendente es que celebra mi maternidad inexistente dice qué joven eres gringuita

esta herencia,
alcornoque y sus coloradas mejillas arremete contra mi raíz inexistente contra mi pajarillo citadino de apellido absurdo a veces paralelos contrastes como este tiran de mis miembros

la lengua polvo,
como cuatro caballos uno en cada esquina sin desmembrar siquiera el alma que es compacta como el alma de Túpaq Amaru II en la plaza del Cuzco su nombre significa víbora brava

tranquila sumaq taruka,
no eres ajena lo sé cuando se curten tus mejillas bajo el sol de continentes extraños y te dices a mí también se me queman las mejillas aunque mi nombre no signifique nada

tampoco la huella,
y esta mujer sea en verdad tu madre sea en verdad tu abuela tu hija inexistente el amor inscrito en tu genoma caucásico de euroblanca españolita su pelo de inca azabache es un sablazo en

mi gramática

DSC_0023

DSC_0042

DSC_0083

DSC_0097

DSC_0098

DSC_0111

DSC_0114

DSC_0133

DSC_0141

DSC_0142

DSC_0144

DSC_0160

DSC_0162

DSC_0181

DSC_0203

DSC_0207

DSC_0211

DSC_0213

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: